Un final de semana fantástico para los niños y niñas del Esplai

Un final de semana fantástico para los niños y niñas del Esplai

El sábado 26 de abril a las 9 de la mañana todos los niños y niñas de l’Esplai Borinot tuvimos una cita muy esperada… El final de semana de colonias de l’Esplai!

Con las mochilas, sacos de dormir preparados y las cantimploras bien llenas, empezamos nuestro camino hacia Mogent (la casa que nos esperaba en Llinars del Vallés) llena de aventuras, sueños, misterios y sobre todo ganas de pasarlo muy bien.

Nuestra aventura empezó en el Ateneu, en Sant Roc. Después de viajar en metro y tren llegamos a nuestro destino. Ya sólo nos faltaba un pequeño tramo del camino para llegar al lugar de aventuras interminables que nos esperaban durante todo el fin de semana.

Sólo llegar, como buenos aventureros que somos, empezó la exploración de la casa y de su entorno. Después de investigar los alrededores y jugar un buen rato fuimos a preparar las habitaciones y a comer para coger fuerzas para afrontar todas las aventuras que nos esperaban aquella tarde del sábado. Después de comer, y con más fuerza que nunca, iniciamos nuestra pequeña aventura haciendo una excursión a la montaña dónde, finalmente, nos esperaba una competición de cabañas en pleno bosque! Y por si fuera poco, también jugamos a “La Bandera”. Jugamos y reímos mucho. Eso sí, no sin algún tropiezo o caída, pero esto también forma parte de la aventura de las colonias, ¿verdad?

Cuando se empezó a poner el sol regresamos a la casa para cenar y coger energías para el gran juego de la noche, “El Marcianito”. Al acabarlo ya no sabíamos si nos encontrábamos en Llinars o en algún rincón de Marte. Después de un día tan movido y con tantas emociones fuimos a dormir, pero, como era de esperar, antes pudimos charlar un poquito en las literas.

Por la mañana bajamos a desayunar y seguimos jugando y explorando el terreno, por si nos habíamos olvidado algún misterio por descubrir… Al cabo de un rato hicimos una gincana por el bosque para poder conocer los árboles, los animales y las plantas que nos rodean y forman parte de nuestra pequeña aventura. Nunca está de más aprender algo entre risas y aventuras.

Y ya para acabar comimos y recogimos aquella preciosa casa que nos había acogido durante este fantástico fin de semana. Finalmente emprendimos regreso a Sant Roc. Una parte del Esplai Borinot se qudó en Llinars del Vallés recordando todos los juegos y risas que hemos compartido.

Hasta la próxima aventura!

Related Posts

Leave a Comment