Clariana Comunicación: “Barcelona – Exposición CIRD ‘Arpilleras habitadas de memoria'”

Por Eugenia Fernández
Fotos: Colin Peck y Martin Melaugh

Las arpilleras son una clase de tapiz especial que tiene como soporte la ropa de arpillera. El origen se encuentra en América latina. Las mujeres en cooperativas y talleres crean, cosiendo, paisajes con pequeños personajes. Las creaciones reflejan la vida cotidiana de las autoras, sus anhelos, proclamas y protestas …
En Chile y Perú los utilizaron como señal de protesta y denuncia contra la injusticia y la dureza represiva de la dictadura. En Chile, después del gobierno socialista de Salvador Allende contra la dictadura de Augusto Pinochet en los años 70. La misma violeta Parra, cantautora chilena, había cultivado este género.

La exposición muestra las arpilleras traidas expressamentde de Chile, Perú, Irlanda e Inglaterra por su comisaria Roberta Bacic.
Al mismo tiempo se exhiben las arpilleras catalanas procedentes de un taller que se realizó este año en el Ateneu de Sant Roc de Badalona.

Las arpilleras de “cosiendo historias” nos hablan de la guerra civil y también de la inmigración proveniente de las tierras de la península y de la inmigración más reciente internacional Marruecos, Rumanía … los deseos de las mujeres, de tradiciones …

.

A continuación podéis leer un texto de Roberta Bacic donde ella presenta la exposición y explica el origen y lo que son las arpilleras.

Ya expuso en el Espacio Francesca Bonnemaison hace más de un año y hace poco participó en las jornadas de Paz y Creatividad en la Universidad Autónoma de Bellaterra.

Arpilleras habitadas de memoria

Por Roberta Bacic, chilena residente en Irlanda del Norte, comisaria de exposiciones de arpilleras

El origen de las arpilleras se remonta a textiles con aplicaciones de América Latina. Provienen de una tradición chilena utilizada por mujeres, una antigua técnica regional de aplicación pictórica en Isla Negra, un pueblecito de la costa de Chile. Como apoyo se empleaba el tejido de arpillera (la tradicional ropa de saco para los sacos de patatas o de harina), y el término acabó dando nombre a este tipo particular de tapiz.

Más adelante, para conseguir el efecto tridimensional de las arpilleras, las mujeres recurrieron a formas más innovadoras, más creativas. Se les ocurrió sobreponerse a ella y coser-hay pequeñas muñecas y otros objetos, piedras, etc. Violeta Parra, la reconocida folclorista chilena, ya antes de que las arpilleras se convirtieran en un género con vida propia, creó este tipo de arte en la época en que estaba enferma y no podía cantar. En una ocasión le preguntaron cómo definiría su trabajo de bordar con lana o hilo sobre la ropa de saco, y ella respondió: “Las arpilleras son como canciones que se pintan.”

Gracias a las arpilleras, desde finales del año 1973 muchas mujeres chilenas pudieron denunciar la dictadura de Pinochet y enfrentarse a él. En el momento en que las hicieron, las arpilleras mostraban lo que realmente pasaba cada día en la vida de aquellas mujeres. Hoy son el testimonio de una época y una buena aportación a la memoria histórica del país. Las arpilleras son, también, una expresión de la tenacidad y la fuerza de las mujeres chilenas en su lucha incansable por la verdad y la justicia y para romper el código de silencio que se impuso sobre ellas y sobre su país.

Las temáticas que trataron estas mujeres chilenas en las arpilleras fueron muy diversas: representaciones de escenas cotidianas de la vida de las mujeres, sus experiencias y puntos de vista sobre la dictadura, situaciones de vulneración de los derechos humanos, mensajes de paz y de diálogo, propuestas políticas y de reconciliación y llamamientos a la hermandad.

En esta exposición realizada en Barcelona, y preparada especialmente para el CIRD, a las arpilleras tradicionales de Chile y Perú, se añaden otras hechas al final del año 2008 y durante el 2009 por mujeres residentes en Cataluña, Inglaterra e Irlanda. Estas últimas arpilleras nacieron a raíz de la motivación, la inspiración y la provocación que hicieron las que se expusieron en el 2008 y como respuesta a la invitación del Espacio Francesca Bonnemaison, Oficina de Promoción de Políticas de Igualdad Mujer-Hombre de llevar a Barcelona la muestra “The Politics of Chilean Arpilleras”, que comenzó su itinerario el 8 de febrero del 2008 en el Harbour Museum de Derry, Irlanda del Norte.

María Viñolo y Alba Pérez, jóvenes profesionales a los que esta exposición les tocó el corazón, desarrollaron talleres en la Fundación Ateneu Sant Roc de Badalona, con un resultado inspirador y fecundo. Y es por eso que les hemos propuesto a ellas que introduzcan brevemente unas cuantas piezas de aquella experiencia en el contexto de esta exposición.

premsa100114

Veure a Clariana Comunicación: http://clarianacomunicacion.blogspot.com.es/2010/01/barcelona-exposicion-cird-arpilleras.html

Entrades relacionades

Deixa un comentari